Si tras un accidente necesito una intervención quirúrgica ¿Me la cubre el seguro?

Como ya hemos comentado en numerosas ocasiones, cuando resultamos lesionados en un accidente de tráfico tenemos derecho a recibir tratamiento médico. Por convenio entre aseguradoras, la asistencia sanitaria para autos la paga la aseguradora de nuestro propio vehículo, independientemente de que seamos culpables o no.

Nuestra  compañía de seguros se hace cargo de la rehabilitación hasta nuestra alta. Pero ¿qué ocurre si nuestras lesiones requieren una intervención quirúrgica?

operacion3

Las operaciones resultan mucho más caras para el seguro que el tratamiento rehabilitador estándar (compuesto habitualmente por fisioterapia y medicación) y conllevan además su propio proceso de curación (por lo puntos de sutura o la rehabilitación posterior de la zona afectada).

Por este motivo, no es raro que una compañía deniegue una operación a un lesionado en accidente de tráfico. La aseguradora busca reducir sus costes sanitarios por lo que no es recomendable que la victima deje su salud en manos de la compañía.

En ocasiones, la única alternativa para el lesionado es lo que hizo nuestra clienta Yaqueline: operarse de forma privada (haciendo frente a los gastos ocasionados) y luego reclamarle a la compañía el pago de esos gastos.

En su caso, tras un accidente de tráfico en el que la alcanzaron por detrás, se le diagnosticó esguince cervical y tendinitis en el hombro. Viendo que el hombro no mejoraba, le hicieron una ecografía en la que se detectó una rotura del tendón supraespinoso. Este tipo de lesión no permite hacer una vida normal dado que el hombro pierde grados de movilidad y fuerza (aparte del dolor). Teniendo en cuenta esto, y que no existía ningún informe médico previo al accidente que hablara de molestias en el hombro, la aseguradora decidió rechazar la operación de Yaqueline, oponiéndose así al criterio médico de los traumatólogos. En opinión de la compañía, con rehabilitación e infiltraciones sería suficiente.

Dado que los tendones rotos no son capaces de curar por si mismosYaqueline decidió operarse asumiendo la deuda. Para los traumatólogos estaba claro: la operación era imprescindible. A pesar de todo, la seguradora se negó a hacerse cargo. Fue necesario que Yaqueline, con la ayuda de Eurosiniestro, demandara a la compañía responsable (juicio que se ganó con costas e intereses) para poder al fin recuperar el coste de la operación.

Esto fue posible porque los convenios entre aseguradoras en ningún caso afectan al lesionado. Sólo son acuerdos internos entre compañías (y siempre beneficiosos para sus intereses), por lo que si el afectado decide reclamarquien debe hacerse cargo es la compañía responsable del siniestro.

En este caso Yaqueline se atrevió a reclamar sus derechos y consiguió recuperarse totalmente de su lesión. Pero hay mucha gente que ante la presión de las aseguradoras renuncia a sus derechos y no cura correctamente sus dolencias, lo que a la larga puede acarrear secuelas físicas.

No dejes que te la jueguen con tu salud. Tienes derecho a reclamar.¡Consúltanos gratuitamente!

EXP 1418

Deja un comentario

Suscríbete a nuestra Newsletter
No volver a mostrar