¿Qué deberías contratar en tu seguro de empresa? Aquí te lo decimos.

Carlos Rial, director jurídico de EuroSiniestro, afirma: “Contratar la garantía que cubra los daños a la propia obra realizada es esencial”

Img. del articulo 4

Con frecuencia nos estamos encontrando con pólizas de responsabilidad civil de empresas que tienen serias carencias y que los empresarios desconocen  dejándoles sin protección cuando sucede un siniestro. La mayor parte de las pólizas cubre en una cantidad determinada la responsabilidad civil de la empresa, de sus trabajadores e incluso, en algunos casos, la de las personas subcontratadas para realizar un determinado trabajo. Esto supone que si en el ejercicio de la actividad causamos daños a un tercero, que no sea la persona que nos contrató, el seguro cubrirá tales daños. Hay pólizas que incluso mediante la cobertura de “Post-Trabajos”,  cubren la garantía del trabajo realizado si este es defectuoso y así se pone de manifiesto en los  meses siguientes a haberlo terminado.

El problema viene cuando se da el siniestro más frecuente, y es, que recibo un encargo para realizar un trabajo y en el momento de hacerlo causo daños en el propio objeto sobre el que tengo que realizar el encargo recibido. Esto es lo que el sector asegurador llama daños a la propia obra y lo excluye sistemáticamente de las pólizas de responsabilidad civil, ya que es una garantía específica que debe contratarse de forma individualizada en el seguro de Responsabilidad Civil.

Pongamos un ejemplo que,  además, es un caso real: soy un empresario que se dedica a instalar grúas en diferentes superficies y recibo el encargo de  poner una grúa sobre la plataforma de un camión. Mi actividad es solo la instalación, no vendo ni distribuyo grúas. Cuando estoy descargando la grúa, ésta se desprende de su soporte y cae violentamente sobre la plataforma del camión al que causo daños, además, también se cae desde la plataforma del camión a la calzada y daña a un vehículo estacionado en el exterior de la nave donde se realizaba el trabajo. Como no tengo contratada la garantía de daños a la propia obra, el seguro de responsabilidad civil no paga los daños en la grúa que estaba instalando ni en la plataforma del camión pero si paga los del vehículo estacionado.

Los siniestros más frecuentes son los que se causan en los objetos que manipulo y trabajo habitualmente, por lo que nuestra recomendación es contratar siempre la garantía que cubra los daños a la propia obra realizada.

Esperamos haberte ayudado  a contratar mejor el seguro de empresa y estamos deseando leer tus comentarios o dudas al respecto.

Deja un comentario

Suscríbete a nuestra Newsletter
No volver a mostrar