Los seguros de averías y las clausulas con las que debes tener cuidado (Noticia Cinco Dias)

¿Conviene contratar un seguro de averías mecánicas para el coche?

Cuando vence la garantía del vehículo y en las operaciones de compraventa entre particulares, es recomendable contar con una póliza de avería mecánica.

 Como no es igual un seguro de vida que uno de accidentes, el todo riesgo solo cubre los destrozos ante un siniestro pero nunca las averías mecánicas fortuitas. Aseguramos las lunas y nos protegemos contra incendios y robo, pero no contra las averías que son mucho más frecuentes. En España son la causa del 90% de las intervenciones de la grúa. Mutua Madrileña y Race son algunas de las compañías que venden estos seguros a particulares.

Apenas media docena de compañías comercializan en España estos seguros. Además de Mutua y RACE, LiderBuy, Atlántica Garantía o Willis Iberia son algunas de las que se han tirado a la piscina frente al resto de las grandes aseguradoras, que solo distribuyen este servicio a los concesionarios o vendedores de vehículos de ocasión para cubrir la garantía obligada por ley.

En Mutua se puede contratar por 75 euros al año y en RACE, desde 84,7 euros anuales. Si el cliente es socio, por una cuota mensual de 15 euros está cubierto.

Aunque es cierto que los fabricantes de coches ofrecen por ley garantía durante dos años (ampliable a cuatro) para los coches nuevos y un año (ampliable a dos) para los de segunda mano. A partir de ahí, los conductores quedan totalmente desprotegidos. Para José Luis Gata, director de mercado de posventa de la empresa de gestión de plataformas digitales para el sector de automoción Solera Motor, uno de los motivos de que no se popularicen es que “los conductores no quieren pagar más en la póliza del coche”.

Pero a juicio de Tomás Herrera, director general de Ganvam (Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios), “el desconocimiento es la principal razón”, aunque también corrobora que los españoles no quieren gastar más. Y si no, “¿cómo se explica que un millón de coches circulen sin seguro en España?”. ¿Qué conductor está dispuesto a seguir pagando después de pasar por caja durante cuatro años para cumplir las costosas revisiones fijadas por el fabricante para que esté vigente la garantía?, se preguntan algunos expertos.

Para RACE, existe la creencia de que todos los seguros cubren lo mismo ante un escenario de tanta competencia en el mercado. Cuando menos, sorprende, teniendo en cuenta que además de que las averías mecánicas suelen ser muy caras, sobre todo las de motor o caja de cambios, este seguro también cubre la rotura de los módulos electrónicos, ahora presente en la mayoría de los vehículos del mercado.

¿Qué averías cubre?

Mutua Madrileña incluye la reparación o sustitución de piezas,indemnización por el valor venal en el momento de la avería para siniestros totales y las averías en la caja de cambios (manual y automática), la bomba inyectora, el bloque del motor (pistones, cigüeñal, bomba de aceite, culata) y en el módulo electrónico principal (control del motor). En esta compañía, esta cobertura es un complemento del seguro a todo riesgo, del todo riesgo con franquicia y del terceros plus (ampliado).

En RACE (Real Automóvil Club de España) también ofrecen estos seguros a los particulares desde hace un año. Uno de los requisitos es que el coche cuente con una certificación (una analítica o revisión del estado del automóvil), que facilita la propia compañía y que ronda los 100 euros.

Los precios de esta garantía, no obstante, varían en función de los años, la potencia y los kilómetros del vehículo. En 2018, la garantía para los particulares (no socios del club) será de 150 euros anuales (120 euros para los socios). La cuota mensual sería de 7,72 euros con el mejor resultado obtenido en la certificación, en los coches de menos de tres años, con hasta 1.600 cc de potencia y menos de 100.000 kilómetros.

Importes sensiblemente inferiores a los de otras compañías, que venden estos seguros ligados a la compraventa de coches entre particulares. Este es el caso de LiderBuy: en torno a 330 euros al año, para un vehículos de cinco años y menos de 80.000 kilómetros y en autos de menos de 2.000 cc de potencia. O Atlántica Garantía, cuyos precios no bajan de 280 euros al año, con coberturas estándar para vehículos de las mismas características.

¿Cuándo contratar?

Es aconsejable cuando ha finalizado la garantía del coche nuevo y del vehículo de ocasión (VO) y para las compraventas entre particulares.
La venta de automóviles de segunda mano ha subido mucho en el último año, un 11%, recuerda Herrera. Gerardo Cabañas, director general de AutoScout24, puntualiza que “aunque ha bajado la edad media de los coches y ahora se vende menos chatarra, esta póliza asegura vender el vehículo más rápido y a mejor precio”.
Si va comprar un coche usado, exigirla evitará sorpresas, porque el vendedor no tiene obligación de dar garantía y sin ella solo le quedaría denunciar

OJO CON LAS CLÁUSULAS DEL CONTRATO SI DECIDE SUSCRIBIRLO

Para averías normales, estos seguros no revisten problemas, dicen en Eurosiniestro, “salvo el tiempo que pueden tardar en autorizar la reparación, que además suele ser en talleres designados por la compañía”. También hay que considerar que a veces la compañía puede rechazar la reparación, alegando que la avería se debe al desgaste (caso de los inyectores).

Para los coches de más de cuatro años, las limitaciones suben porque las cuantías de las reparaciones están limitadas entre los 2.500 y los 4.000 euros, “cantidad insuficiente en caso de rotura del motor”, añaden.

La mayoría de las entidades ponen el límite en coches entre 10 y 12 años de antigüedad. Begoña Valero, directora jurídica de Dvuelta Legal, dice que antes de firmar el conductor debe cerciorarse de si el seguro incluye asistencia en carretera, que no haya límite de conductores, si cubre rotura de lunas o a los conductores menores de 26 años. Para Mario Rodríguez, responsable del departamento derecho civil de la firma, es imprescindible que el cliente sepa que la compañía puede dar de baja el seguro por alta siniestralidad (siempre que lo notifique antes de los últimos dos meses de contrato) y si existe alguna cláusula que le permita subir la prima.

José Luis Gata, de Solera, apunta que hay averías que pueden obedecer a la rotura o al desgaste, como el embrague o la llave electrónica, difíciles de demostrar. Asimismo, cubre la rotura de la unidad electrónica, pero hay que leer bien el contrato porque hay coches que incluyen hasta 18 unidades.

“UN NICHO DE NEGOCIO DE MÁS DE UN MILLÓNDE CLIENTES”

Diplomado en seguros, máster en gerencia de riesgos y PPD IESE, el director de riesgos especiales y garantías de RACE, Emiliano Nistal, lleva 37 años vinculado al mundo del seguro. Diferentes cargos en Banco Vitalicio, Asegurace, Esegea, Aon, Europ Assistance y RACE avalan su trayectoria profesional.

¿Qué motivó a RACE a vender estos seguros a los particulares?
Inicialmente, RACE llegó a este mercado para asegurar las garantías legales y comerciales de los profesionales de la venta de vehículos nuevos y usados, y aún lo hacemos. Posteriormente, vimos un nicho en las operaciones entre particulares, que son más de un millón al año, y pusimos en el mercado este producto en 2016.

¿Por qué los conductores no recurren a estos seguros?
La razón es que el público no conoce la existencia de este tipo de seguro. Las aseguradoras no los incluyen en sus pólizas de autos; en consecuencia, no se contratan. Conseguir el posicionamiento de estos seguros es muy costoso y las compañías, además, tampoco han estudiado el retorno que puede tener la inversión. Encima, ahora, los clientes quieren pagar lo menos posible de seguro y son muy infieles.

Y las compañías, ¿por qué no los incluyen en su oferta?
La fuerte competencia del mercado asegurador en el ramo de autos, con la entrada de compañías low cost, comparadores y buscadores, es una de las razones. Las entidades no quieren incrementar el precio de la prima s para no perder clientes.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de esta garantía?
La principal ventaja es la prevención y no sufrir menoscabo a causa de una avería, sobre todo si es grave. El todo riesgo cubre la reparación por un impacto, pero no la avería y menos aún de las partes más importantes del coche.

 

Enlace a noticia del 14/11/2017 en CincoDias.com

 

Los comentarios están cerrados.

Suscríbete a nuestra Newsletter
No volver a mostrar