Los jueces dan la razón a los asegurados: tienen derecho a reparar su vehículo, aunque se supere el valor del mismo.

Un asegurado tiene un vehículo desde hace unos años, que cuida y mantiene en perfecto estado, y que le hace un gran servicio. Un día le dan un golpe, resultando perjudicado. Salvo en los casos en los que el coche queda destrozado, el perjudicado supone que el responsable del siniestro se hará cargo de la reparación. Esta es una situación que se produce todos los días y, lamentablemente la solución no siempre es tan sencilla.

La intervención el convenio de autos. 

En estos casos entra en juego el convenio de autos para daños materiales del que ya hemos hablado varias veces. Por lo tanto la aseguradora del perjudicado perita el vehículo y, en muchas ocasiones, decide declararlo como siniestro total, ante la sorpresa y el descontento de su propio asegurado. Sin embargo como es su propia compañía la que está tomando la decisión, ésta se niega a defender los intereses de su cliente para que pueda reclamar al responsable civil del siniestro.

Siniestro total versus reparación

El motivo de esta decisión es muy sencillo: a la aseguradora le sale mucho más barato. En cuanto el importe de la reparación es ligeramente superior al valor que la compañía le otorga al vehículo (que suele estar por debajo del valor real de mercado que debe tomarse como referencia) lo declaran pérdida total, y abonan sólo una parte del valor del vehículo, ya que dejan los restos el manos del cliente para que los venda a un desguace y descuentan ese importe de su indemnización. Un negocio redondo. Sin embargo, si abonaran la reparación del vehículo, tendrían que pagar un importe bastante superior.

Con esta política se perjudica al asegurado, que se queda sin su vehículo y con una indemnización con la que en la mayoría de los casos no puede comprar un vehículo similar. Y también se perjudica a los talleres, ya que pierden la posibilidad de reparar el vehículo.

Los juzgados se ponen de parte del asegurado

Si el propietario del vehículo no se da por vencido y decide reclamar debe saber que la aseguradora debe acceder a la reparación, siempre que la diferencia entre el valor del vehículo y el de la reparación no sea desorbitada. Esta es la postura actual de la mayoría de los juzgados. Son muchas las sentencias que Eurosiniestro está acumulando en este sentido.
Por lo tanto, si no estás conforme con la decisión de tu compañía y quieres reparar tu vehículo, recuerda que puede reclamar. ¡Consúltanos gratuitamente!

Los comentarios están cerrados.

Suscríbete a nuestra Newsletter
No volver a mostrar
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusVisit Us On YoutubeCheck Our Feed