Linea Directa rechaza cubrir la reparación de un vehículo asegurado a todo riesgo

linea_directa_fundacion

Al volver a casa después del trabajo Jesús golpea por detrás al coche que tenía delante en una caravana. Cubre con el otro conductor el parte amistoso y, días después, se lo entrega a su compañía Línea Directa para que proceda a reparar ambos vehículos ya que Jesús tenía contratada una póliza a todo riesgo o de daños propios.

Tras el siniestro, nuestro cliente lleva el coche al taller y le dicen que la reparación será de 6.000€. Sin embargo, la aseguradora le comunica que por ese siniestro solo reconoce un importe de reparación de 1.200€. Días más tarde la compañía se los ingresaba en el banco sin previo aviso.

La aseguradora le afirmó por teléfono que el coche tenía menos daños de los que se reclamaban. Según el perito del seguro, el coche fue golpeado en el taller con un mazo o con un bate de béisbol para agravar el daño producido en el accidente y así poder cobrar una mayor indemnización.

Ante esta situación le recomendamos a Jesús reparar el coche por su cuenta y después nosotros nos encargaríamos de reclamar la factura a través de un acuerdo extrajudicial con la aseguradora o en los juzgados si fuese necesario.

En el juicio demostramos que el accidente fue el que produjo las averías y los daños en el vehículo. El juez condenó a Linea Directa a pagar la factura de reparación, las costas procesales y los intereses de demora.

¿Te ha pasado lo mismo que a Jesús? ¿Tu compañía ha intentado no pagarte el importe total de la reparación del coche cuando lo tenías asegurado a todo riesgo?

 

Expte.- 889

Deja un comentario

Suscríbete a nuestra Newsletter
No volver a mostrar