Las clínicas y los lesionados, simples marionetas para las aseguradoras

A las aseguradoras solo les importan los números, esos números que a finales de año les dicen cuánto han aumentado sus beneficios (ya de por si millonarios). Y para conseguirlo ejercen presión sobre todos los implicados en el proceso asegurador, incluyendo a las clínicas y a los propios lesionados.

Unos días atrás se viralizó un titular que decía que “Las clínicas subirán lo que cobran al seguro por los lesionados de tráfico”. Los que no se decía en el titular es que se trata de la primera subida en 9 años (y durante esos 9 años han sufrido continuas rebajas en el importe que cobran por lesionados de trafico) y tan solo de un 2%.

Pero además de la bajada de las tarifas, las clínicas soportan muchas otras medidas de presión: desvío a clínicas propias de las aseguradoras, cortes de tratamiento alegando falta de nexo (incluso dejando en ocasiones servicios sin pagar que ya se habían dado al lesionado), altas obligatorias de pacientes por decisión del médico valorador de la compañía, etc.

Este último apartado es especialmente grave, ya que un médico perito del seguro no puede tratar a un lesionado ni darle el alta, es una conducta expresamente prohibida por el código deontológico médico, y ya ha sido sancionada por el Tribunal Supremo. Eso es algo que únicamente pueden hacer los médicos asistenciales que tratan al lesionado. Pero en la práctica las aseguradoras, basándose en los informes médicos de sus peritos, cortan el tratamiento de los lesionados antes de tiempo. Y la clínica se ve obligada a darle el alta al paciente por la falta de pago.

Y lógicamente todo esto repercute duramente en el lesionado, que no recibe la atención medica que necesita. Además le puede generar un gasto, ya que si la compañía no paga los servicios prestados, el hospital se los facturará directamente al lesionado. Nadie les informa de sus derechos ya que es su propia compañía la que corta el tratamiento. Y como colofón, se les acusa tácitamente de  fraude al alegar falta de Nexo.

Lógicamente el lesionado puede reclamar, y los jueces les están dando la razón. Pero el problema es que por mucho que se demuestre que las aseguradoras incumplen sus obligaciones, eso no tiene ninguna consecuencia para ellas: no se les multa, ni se les sanciona, ni se toman medidas de ningún tipo. Así que aunque sepan que algo es ilegal, siguen haciéndolo.

Por eso es necesario que la Ley, además de proteger a las víctimas, empiece a sancionar a quien incumple con sus obligaciones legales. Sólo así se puede dar la vuelta a la situación actual.

Los comentarios están cerrados.

Suscríbete a nuestra Newsletter
No volver a mostrar
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusVisit Us On YoutubeCheck Our Feed