La Audiencia Provincial de Pontevedra falla contra la aseguradora Pelayo en un caso sobre el nexo causal

Como ya hemos explicado anteriormente desde Eurosiniestro, una de las excusas más habituales entre las aseguradoras para rechazar un siniestro es alegar falta de nexo causal.

nexo1

La ausencia de nexo causal significa que, en opinión de la compañía, la forma de ocurrencia del accidente no se corresponde con las lesiones o los daños causados. O bien que los daños del vehículo no son suficientemente graves como para que los ocupantes resultaran lesionados.

Este último supuesto, el de los daños materiales leves, fue el utilizado por la compañía Pelayo para negarles el pago de la indemnización a nuestros clientes en un siniestro por alcance. Nuestros representados iban de ocupantes en un vehículo que en una cuesta abajo derrapó por la lluvia y golpeó al que le precedía. Ambos sufrieron lesiones por el impacto.

Los daños de los dos vehículos sumaban alrededor de 630€, cantidad que según la compañía no es suficiente para que se produzcan lesiones, a pesar de que se trata del salario mínimo interprofesional en nuestro país.

Eurosiniestro acudió a los tribunales en defensa de los afectados, y por la vía civil se condenó a Pelayo al pago de las lesiones. No contentos con este primer revés, la aseguradora decidió recurrir ante la Audiencia Provincial de Pontevedra.

La sentencia de la Audiencia ratifica la condena a Pelayo y les impone el pago de las costas del recurso. En esa sentencia se explica claramente por qué la excusa de los daños materiales “leves” no es válida para negar las indemnizaciones:

“Ciertamente la valoración de los daños de los vehículos no es elevada, 424,08 euros y 205,01 euros, pero este dato no es definitivo para determinar la existencia o no de lesiones derivadas del accidente, ya que influyen factores como la masa de los vehículos, la posición de los ocupantes, su edad, etc.”

Esta ha sido siempre una de las grandes batallas que hemos librado desde Eurosiniestro, y nos complace ver que la justicia nos sigue dando la razón. Así pues, si la aseguradora rechaza tus lesiones por el importe de los daños materiales, no te quedes de brazos cruzados. Tienes derecho a reclamar. ¡Consúltanos gratuitamente!

EXP 1295

.

Deja un comentario

Suscríbete a nuestra Newsletter
No volver a mostrar