Guillermo demandó a la Seguridad Social y consiguió que se reconociera la gravedad de sus lesiones

taxi1

Guillermo, taxista de profesión, circulaba por el carril exterior de una rotonda en Vigo cuando otro vehículo quiso salir desde el carril interior y le golpeó en el lateral izquierdo de su taxi a gran velocidad.

Las consecuencias médicas del impacto fueron tremendas. El accidente le provocó a Guillermo unas dolencias crónicas incurables, que le impedían incluso seguir conduciendo su taxi.

La Seguridad Social le otorgó una Incapacitación Permanente, que únicamente le incapacitaba para trabajar como taxista, pero le declaraba apto para otro tipo de profesión. No obstante, la gravedad de las lesiones de nuestro cliente ya no le permitía llevar a cabo ningún tipo de trabajo.

La decisión tomada por la Seguridad Social dejó a Guillermo en una complicada situación: el sistema decía que podía trabajar con normalidad (siempre y cuando no fuera de taxista), pero los informes médicos no estaban de acuerdo.

En esta situación de desamparo, Guillermo acudió a nosotros para tomar el único camino que le quedaba: acudir a la justicia ordinaria para rebatir la decisión de la Seguridad Social.

Desde Eurosiniestro, demandamos a la Seguridad Social para conseguir una Incapacitación Absoluta, de forma que se reconociera la gravedad de las lesiones sufridas por nuestro cliente. El proceso fue largo y durante todo ese tiempo Guillermo estuvo en una situación complicada ya que, a pesar de los dolores que sufría, a los ojos de la Seguridad Social sus lesiones no revestían la gravedad que él alegaba.

Finalmente, la ley le ha dado la razón a Guillermo y ha tenido en cuenta la gravedad irreversible de su situación. Se le ha concedido la Incapacidad Absoluta, reconociendo así su incapacidad para desarrollar cualquier tipo de trabajo.

Si sufres las secuelas de un accidente, consúltanos gratuitamente para conocer tus derechos.

 

EXP: 849

Deja un comentario

Suscríbete a nuestra Newsletter
No volver a mostrar