Linea Directa intenta estafar a su asegurada con la franquicia

LINEA-DIRECTA

Hace dos años Elena dejó el coche aparcado en Vilanova de Arousa. Al cogerlo al día siguiente se dio cuenta de que se lo habían rayado por todas partes. Tenía contratado un seguro a todo riesgo con Linea Directa con una franquicia de 300€ así que llevó el vehículo al taller para peritar los daños. Elena daría más tarde la orden de reparar el coche.

Tres días después de que el perito de Linea Directa verificara los daños, este llamo al taller para ordenarle que realizara cuatro partes del siniestro. De esta forma Elena tendría que pagar 1200€ en vez de los 300€ que le corresponderían.

Intentamos en todo momento solucionar de forma amistosa este abuso de la compañía aseguradora pero obtuvimos el silencio como respuesta. Así que demandamos a Linea Directa por su mala práctica y fue condenada por intencionalidad de abuso.

Queremos citar textualmente el párrafo en el que el juez fundamenta su sentencia: “Por el contrario todo parece indicar que nos encontramos ante un supuesto bastante claro en el que hay que reprochar la mala fe de la aseguradora demandada que -a los solos efectos de eludir o minorar sus obligaciones contractuales con su asegurado- no duda en extender acusaciones infundadas de fraude tanto por parte del actor como por parte del taller donde se reparó el vehículo”.

¿El seguro ha intentado aumentarte la franquicia en un siniestro? ¡Cuéntanos tu caso!

EXP 1052

Deja un comentario

Suscríbete a nuestra Newsletter
No volver a mostrar