El Colegio de Melilla coloca la primera piedra de su sede, que estará operativa en un año

(TRA).- Dentro de aproximadamente un año, en verano de 2014, los abogados de la Ciudad Autónoma de Melilla podrán inaugurar su nueva sede colegial. A tal fin, hoy se celebrará el acto simbólico de la colocación de la primera piedra de la nueva sede del edificio, que estará ubicado en el número 44 de la calle Querol. El Ilustre Colegio de Abogados de Melilla (Icame) dará así cumplimiento a una vieja aspiración que se ha acentuado en los últimos años a raíz de los problemas de espacio, debido sobre todo a que el Colegio no ha contado nunca con una sede propia desde su creación en el año 1932.

En declaraciones al rotativo El Faro, el decano del Icame, Blas Jesús Imbroda, afirmó su satisfacción por el hecho de que el proyecto vaya a ser una realidad. Añadió que desde que se hiciera cargo del Colegio de Abogados, su objetivo siempre ha sido conseguir tener unas instalaciones propias. Por ello, se mostró ilusionado e impaciente por estrenar las nuevas instalaciones que estarán listas, en principio, para verano del próximo año.

Hasta la década de los años 90 del pasado siglo el Colegio tuvo su sede en el edificio de los juzgados de la ciudad, para trasladarse a partir de entonces y hasta la fecha en una vivienda alquilada en la calle Cándido Lobera. Las instalaciones eran a todas luces insuficientes, teniendo en cuenta que debían atender la actividad de un Colegio formado ya por unos 300 letrados.

Deja un comentario

Suscríbete a nuestra Newsletter
No volver a mostrar