Cuando reparas tu coche tras un siniestro, ¿tienes derecho a que el taller te entregue la factura o solo se la pueden dar a la aseguradora que paga la reparación?

Lamentablemente, cada vez es más común que tras reparar un vehículo siniestrado, el taller no le entregue la factura de la reparación al dueño del vehículo. Alegan que quien abona la reparación es la compañía de seguros, y por tanto solo se la envían a la aseguradora. Es cierto que luego el cliente puede reclamarla a la aseguradora, pero os podemos asegurar que en la mayoría de los casos no la van a facilitar.

El problema de este comportamiento para el asegurado, es que la factura constituye la garantía de la reparación. Toda reparación efectuada tiene una garantía de tres meses y debe generar una factura por la obra/reparación. Pero ¿Cómo podemos reclamar en ese periodo si no tenemos la factura que lo acredite?

Si alguna vez os veis en esta situación, debéis tener claro que el pago que puedan hacer las compañías es solo en representación del perjudicado ante un tercero,  o por la cobertura recogida en la póliza. Pero es la persona que deposita su vehículo quien autoriza la reparación y por lo tanto adquiere el derecho de tener la factura de la reparación realizada (y detallada conforme Real Decreto 58/1988, artículo 5. Factura) como garantía de los trabajos realizados.

Que la aseguradora envíe un perito, no significa que adquiera derechos sobre el vehículo. Y si existe una diferencia de opiniones entre el taller y la valoración del perito, el taller deberá avisar al cliente porque él es el propietario del bien.

Este tipo de situaciones se producen por las presiones de las aseguradoras para controlar todos los aspectos de los siniestros y así abaratar costes.  Al asegurado le generan desconfianza hacia el taller ya que percibe que todo el proceso es muy opaco. Y a las compañías les interesa mantener esa imagen de “poco fiables” de los talleres para poder derivar lo siniestros a sus propios talleres con más facilidad.

Sin embargo nunca debemos olvidar que el verdadero cliente es el asegurado y que la garantía siempre la da el taller, y no la aseguradora.

Así que no lo dudes. Si reparas tu vehículo tienes derecho a obtener una copia de la factura, aunque la reparación la pague la aseguradora. También tienes derecho a que tu vehículo se repare correctamente, teniendo en cuenta la opinión del taller.

Y si alguna vez tienes dudas, consúltanos gratuitamente. ¡Estaremos encantados de orientarte!

Los comentarios están cerrados.

Suscríbete a nuestra Newsletter
No volver a mostrar