Convenio de autos y reparaciones deficientes: los jueces condenan estas “prácticas” de las aseguradoras

Tienes el coche aparcado y otro vehículo lo golpea. Es algo que nos puede pasar a cualquiera (si es que no nos ha pasado ya). En este caso, todo está bastante claro: La compañía del vehículo que nos ha golpeado lógicamente asumirá su responsabilidad y nos repararán el coche. ¿Verdad? Pues no, lamentablemente no suele ser tan sencillo.

                                                       

En el caso que nos ocupa, la compañía responsable civil era Allianz, pero a causa del Convenio de Daños Materiales entre aseguradoras fue la aseguradora de nuestro cliente, Generali, quien se hizo cargo del siniestro.

Al desmontar el vehículo para peritarlo, se descubrió que la defensa trasera estaba rota. Sin embargo el perito de Generali  decidió que bastaba con arreglarla. El taller de nuestro cliente se negó, ya que las defensas rotas no son reparables y no estaba dispuesto a hacer mal su trabajo. Se trata de elementos de seguridad, que deben cumplir unas características técnicas muy específicas para que puedan absorber correctamente los impactos, por lo que no se pueden reparar mediante “chapucillas”.

Ante la negativa del taller a efectuar semejante “reparación” Generali decidió llevarse la defensa a otro taller para que la arreglaran. A día de hoy,el dueño del vehículo ni siquiera sabe a dónde se llevó o qué se hizo con la pieza del vehículo de su propiedad. Lo que sí tuvo claro en cuanto vio su coche, es que la reparación de la defensa era defectuosa. Se podían detectar fallos ya a simple vista. Por  lo que se negó a recoger el vehículo en esas condiciones.

Dado que su propia compañía era la que había decidido hacer una reparación defectuosa que comprometía la seguridad del vehículo, el perjudicado decidió (con la ayuda de Eurosiniestro) reclamar a la responsable del accidente, que era Allianz. Sin embargo Allianz optó por eludir su responsabilidad alegando que ya habían abonado a Generali la cantidad estipulada en el Convenio.

¿Qué solución le queda a un perjudicado en un accidente de tráfico cuando ambas compañías le dan la espalda? Pues acudir al juzgado para reclamar el importe de la reparación adecuada, cambiando la defensa. En este caso la jueza estimó íntegramente nuestra demanda incluyendo las costas procesales, entendiendo que Allianz no podía eludir su responsabilidad civil escudándose en un convenio entre compañías que en ningún caso puede resultar vinculante para el perjudicado.

Además, obligó a Allianz a hacerse cargo “de todos los perjuicios derivados de la inmovilización del vehículo durante el tiempo necesario para su reparación” (tal como estipula la legislación vigente), por lo que la aseguradora tuvo que abonarle a nuestro cliente varias mensualidades de un vehículo de alquiler. Si Generali no hubiera peritado mal el coche, la reparación habría sido mucho más rápida y su asegurado no tendría que haber contratado un coche de alquiler durante tanto tiempo.

Pero una vez más, las compañías han dejado claro que la finalidad del Convenio de Daños Materiales que utilizan no es acelerar la resolución de siniestros como alegan ellas, sino abaratar costes y limitar los derechos de los perjudicados.

No permitas que tu coche sea mal reparado. Tienes más derechos de los que te cuentan las aseguradoras. Consúltanos gratuitamente.

EXP 1975

Los comentarios están cerrados.

Suscríbete a nuestra Newsletter
No volver a mostrar