Así te defiende tu aseguradora: dejando que tu caso prescriba

Cuando somos víctimas de un accidente de tráfico, tendemos a pensar que podemos contar con nuestra aseguradora para ayudarnos en la reclamación, ya que es la parte contraria quien va a tener que pagar.

Sin embargo desde Eurosiniestro hemos demostrado en varias ocasiones que, por culpa del famoso convenio de daños materiales entre compañías, esto está muy lejos de la realidad. Aunque seas el perjudicado, por culpa del convenio es tu compañía quien abona la reparación de tu vehículo. Por lo tanto, dejas de ser su defendido para convertirte en un simple número más con el que tienen que intentar perder la menor cantidad de dinero posible.

Uno de los últimos (y también más escandalosos) casos de este estilo que hemos llevado desde Eurosiniestro, acaba de resolverlo la Audiencia Provincial de Pontevedra.  En este caso nuestro cliente sufrió un accidente de tráfico. La reparación del vehículo suponía algo más de 5.000€, cantidad que estaba dentro de los parámetros de indemnización.

La sorpresa fue que su compañía (Liberty) quiso tramitar el siniestro a través de la póliza de Daños Propios (“a todo riesgo”) que tenia nuestro cliente. Para el asegurado eso supone pagar la franquicia estipulada, que el siniestro contabilice como si él fuera el causante (lo que puede hacerle perder bonificaciones) y tener derecho a una indemnización más restringida por la reparación del vehículo. Además, insistían el declarar el vehículo Siniestro Total e indemnizar al cliente con cantidades que apenas cubrían la mitad de la reparación.

Nuestro cliente en todo momento rechazó esa solución, pero desde Liberty no le dieron ninguna alternativa. Simplemente fueron dando vueltas hasta agotar el plazo legal que hay para reclamar al responsable civil del siniestro, sin informar a su propio asegurado de lo que estaba pasando y de que el caso iba a prescribir.

Fue nuestro cliente quien tuvo que abonar la reparación de su bolsillo, contratar un perito independiente, y con la ayuda de Eurosiniestro demandar a su propia compañía el abono de la reparación íntegra (sin abonar franquicia) por haber dejado prescribir el caso sin presentar reclamación a la compañía responsable, como es su obligación.

Tanto el juzgado de primera instancia como posteriormente la Audiencia Provincial, le dieron la razón al asegurado y condenaron a Liberty a abonar la reparación, las costas procesales y los intereses, sin poder cobrar a cambio la franquicia.

Desde Eurosiniestro esperamos que esta sentencia ayude y anime a todos aquellos asegurados que se encuentren en una situación similar. Porque lamentablemente no es la primera vez que vemos que una aseguradora intenta tramitar la reclamación de una víctima como si fuera el culpable, a través de su seguro de Daños Propios. No lo olvides: el convenio de autos no es vinculante para el asegurado.

¿Tienes dudas sobre cómo está tramitando tu compañía un siniestro? Pues no te lo pienses, ¡Consúltanos gratuitamente!

EXP 1822

Los comentarios están cerrados.

Suscríbete a nuestra Newsletter
No volver a mostrar